Vuelo de águila (Ismael Sesma)

Vuelo de águila (Ismael Sesma)

Categoría: La caja negra

El tedio de una tarde canicular le llevó a aquella galería de arte, un oasis en la sofoquina. Vio a la mujer desde la entrada, pero el calor le impedía cualquier esfuerzo sin una mínima garantía de éxito. Paseó sin rumbo, hasta que el aire acondicionado obró el milagro: unos minutos después, estaba listo para la apuesta. La buscó. Ella estaba parada y absorta en la contemplación de uno de los cuadros. Se colocó a su lado, en silencio. Se miraron. El sonrió y ella le devolvió la curvatura de los labios. Después cruzaron algunas frases lentas sobre la valía del pintor y el sentido de varios de los cuadros expuestos. Envalentonado, comenzó una disertación erudita y florida sobre los cánones del arte, que logró elevarle por encima de todos y de todo. Ensimismado y fresco, se regodeó en las alturas de su conocimiento, que parecía abarcar todo el saber acumulado en el mundo.

Cuando descendió, ella ya no estaba allí.


Deja un comentario

El Twitter del Globo