Archivo por meses: julio 2020

Remdestribuir, la solución a nuestros problemas (Carlos Candel)

Categoría: La caja negra

Un numeroso grupo de multimillonarios dicen haber dado con el método eficaz para luchar contra el Coronavirus. Han creado una plataforma a nivel mundial que han llamado “Remdestribuir”, con la que aseguran que acabarán con ésta y cualquier otra pandemia que nos amenace en el futuro. “La pandemia nos ha hecho comprender que somos seres ecodependientes y que para mirar al futuro cercano sin miedo lo primero que debemos hacer es proteger nuestro medio ambiente”, aseguran. Y para ello, la solución que plantea esta organización de multimillonarios, que cada vez es se va haciendo más grande, es donar gran parte de sus riquezas para la creación de un Estado Global que distribuya el dinero de forma equitativa en todas y cada una de las poblaciones del mundo.

No se trata de un plan sencillo. De hecho, para elaborar el Plan de “Remdestribuir” ha intervenido un numeroso grupo de personalidades del mundo de la ciencia, expertas en ámbitos como las matemáticas, la física, la zoología, la medicina… y también en disciplinas como la educación, la psicología, la geriatría… Incluso se ha diseñado un complejo algoritmo que determina la aportación necesaria de cada una de estas personas ricas al proyecto en función de sus riquezas.

Nosotros ya tenemos todo lo que necesitamos…”, asegura su portavoz que prefiere seguir en el anonimato para no dar publicidad a sus conocidas marcas, “…es el momento de hacer algo por nuestra sociedad, de entender que las empresas no están para ganar dinero, sino para mejorar el mundo que nos rodea. Y, al fin y al cabo, buena parte del dinero que hemos ganado, ha sido gracias al sudor de mucha gente, ¿cómo no vamos a colaborar en estos tiempos?”, finaliza.

El Plan de “Remdestribuir” tiene un poderoso objetivo, que es poner sus riquezas al servicio de la gente para reforzar los sistemas públicos, de manera que durante el año 2021, se paralice la producción mundial. “Queremos pararnos a pensar, con calma, cómo hacer para transformar nuestro modelo de producción, y sabemos que el dinero que hemos acumulado puede hacer que la población mundial se vuelque en la búsqueda de soluciones. Es ahora o nunca. Estamos convencidos de que en un año seremos capaces de encontrar las fórmulas para reinventarnos y luchar juntos contra una de las amenazas más graves a las que nos vamos a enfrentar, de mucha más envergadura que el coronavirus, que además está vinculada: la crisis climática.”

La noticia ha sido muy bien acogida por la mayor parte de los Estados, que han decidido ponerse a trabajar codo con codo para diseñar estrategias coordinadas de cara a mejorar el futuro de cada uno de los habitantes de nuestro planeta. “Esto probablemente nos lleve a reducir la pobreza en el mundo…”, comunican desde la co-presidencia de una comisión mundial que se ha puesto en marcha desde el primer minuto. “Los cálculos indican que podemos reforzar los sistemas públicos para garantizar el bienestar de todas y cada una de las personas que formamos este mundo. A cambio, sólo les pedimos que busquen soluciones, nada más”.

Esperemos que todo esto sea cierto.


Dos sílabas (Carlos Lapeña)

Categoría: La caja negra

El término “noticias falsas” apenas tuvo tirón, pero “fake news” lo petó desde el principio. Lógico, siete sílabas no tienen nada que hacer contra dos.

Cuando se dieron cuenta, los mismos que habían fracasado estrepitosamente en su intento de difundir noticias falsas triunfaron incuestionablemente lanzando fake news a diestro y siniestro.

Los medios, las redes, el ambiente, todo se contaminó con una facilidad pasmosa. La realidad de las fake news se convirtió en la nueva realidad, la única verdad verdadera era la suya y la sociedad se convirtió en una fake sociedad. Y las personas se convirtieron en fake personas. Hasta que el término fake dejó de tener sentido y la mentira del mundo dio varias vueltas a alrededor del sol.

Una mañana, un joven periodista tuvo la ocurrencia de lanzar una “true news” y, claro, se rieron de él. Pero también eran dos sílabas y la curiosidad mató al gato.



Solución final (Javier González)

Categoría: La caja negra

Numerosos estudios y ensayos invaden los laboratorios de todo el mundo, con el noble fin de encontrar un remedio al virus. De momento solo han logrado conjeturas e hipótesis, pues las certezas, a día de hoy, han brillado por su ausencia. ¿Todos? No, un grupo de irreductibles científicos han desarrollado, en su tiempo libre, un fármaco creado a partir de sangre hemorroidal. Después de completar sus jornadas laborales como reponedores, colocadores, repartidores y recolectores se han dedicado, con patriótica dedicación, a sacar a flote el único experimento que ofrece resultados claros, precisos y concluyentes. Podríamos estar hablando de la solución final. El plasma obtenido de las hemorroides de cuatro pacientes de la provincia de cuenca se ha mostrado letal a la hora de enfrentarse a su enemigo. Los primeros pacientes tratados han mejorado en horas y los efectos secundarios se resumen a gases y un ligero prurito en el esfínter. El CSIC ha tomado las riendas del ensayo y se encarga en estos momentos de producir plasma a demanda. Ha premiado a los descubridores con un tour por sus instalaciones y un pack con todo el merchandising del centro, manteniendo, eso sí, el anonimato de los mismos para evitarles situaciones poco deseables. A su vez, el ministerio de sanidad busca donantes con el perfil y el volumen adecuado que les permita donar. Ha recomendado a los médicos de atención primaria facilitar el desarrollo de la hemorroide en los pacientes que comienzan a tener molestias en la zona y a las fuerzas de seguridad a protegerles de los ataques pertrechados, por irresponsables que buscan obtener la inmunidad, bebiendo el plasma directamente de la fuente original. Informando desde Tower Trump, para el mundo.


El Twitter del Globo