Headhunter (Pedro Marín)

Headhunter (Pedro Marín)

Categoría: La caja negra

Martes 3/08/2019 11:25 h. AM

Una llamada de Santi, el headhunter que todo directivo ansía tener entre sus contactos.

– Hola Santi.

– ¿Qué tal Luis? Bueno, lo tengo .Puedes avisar ya. Multinacional de las telecomunicaciones, Director de desarrollo, tendrías que trasladarte a Sevilla, allí está la central. He conseguido un 25% más de tu bruto anual, a parte de otras mejoras considerables. Mañana a las 18:00 te quieren ver. Tranquilo, es tuyo.

Miércoles 7/08/19 18:00 h. PM

– Perfecto entonces. Tendremos tu plan de acogida preparado para que comiences el 16 de septiembre. Bienvenido a Telecosev.

Domingo 1/09/19 9:00 h. AM

Le llevo a Marion el desayuno a la cama y bajo la servilleta, un billete para un hotelito familiar en Menorca, su isla favorita.

– ¡Pero Luis!, ¿y esto?

– Cariño, es lo mínimo que puedo daros. Este último cambio de trabajo os ha ocasionado mucho esfuerzo.

Lunes 24/02/20 8:00 h. AM

Ya llevo 6 meses en la empresa.

Mientras tomamos el café previo a la reunión de los lunes, hablamos de una forma despreocupada del virus.

Lunes 9/03/2020

Leo en el periódico que cambia el escenario. Se toman las primeras medidas de aislamiento. Seguimos trabajando.

Sábado 14/03/20

SE APRUEBA EL ESTADO DE ALARMA. Seguimos trabajando.

Lunes 16/03/20 8:30 h. AM

La reunión de los lunes, se sustituye por una de crisis debido a la situación del estado de alarma. En el equipo de dirección ya tenemos alguna baja. Se necesita un responsable para gestionar y coordinar la situación de crisis. Llevo poco tiempo, pero ante las bajas y mis ganas de mostrar mis cualidades, me ofrezco. Seguimos trabajando.

Miércoles 22/04/20 18:00 h. PM

Hora de la cita. Le pido a Marion que por favor se encargue de los niños, es una reunión importante (la miento) y necesito no ser molestado.

Conectando… y allí, al otro lado de la pantalla, Lourdes. Según mi buen amigo Héctor, la mejor psicóloga de Sevilla.

– Buenos tardes Luis, espero que te sientas cómodo, aunque sea una consulta online, cuéntame.

Hablo sin parar, aunque el llanto me lo está poniendo difícil.

– Sí Lourdes, yo me ofrecí. Los primeros días parecía gratificante, todo fue muy intenso y me mantenía en un estado de euforia permanente, pero… ¿quién iba a imaginar la trascendencia y la relevancia de la situación de alerta? Primero algún caso aislado, por supuesto nada de reconocerlos, luego la falta de suministro de epi´s, las directrices marcadas por los accionistas, el número de casos iba en crescendo, yo no podía relajarme un momento, debía mantener el ánimo, contagiar al resto de esa tranquilidad que nadie era capaz de asumir…¿hasta cuándo? Y claro, luego llegaba a casa y tenía que seguir mintiendo, todo bien, la situación controlada. Jugar con los niños, dar soporte a Marion…iba a enloquecer y fue cuándo llamé a Héctor que me puso en contacto contigo.

– Luis, lo siento, pero no puedo hacer nada por ti. Eres tú el que decide el equipo en el que quiere jugar, y las consecuencias de la elección…son más que evidentes.

– Yo siempre he tenido claro mi posicionamiento, pero claro, nunca me había tenido que enfrentar a una realidad tan humana y de trascendencia mundial…está claro, que si estoy aquí es porque algo me está haciendo ver el otro lado…pero no me imagino diciéndole a Marion que no he sido capaz, que quizá tengamos que volver a trasladarnos, otra casa, cambiar a los niños de colegio, pedirla que vuelva a trabajar…

Sollozo y me percato de que no respiro con normalidad, estoy caliente, me duele la cabeza…


Deja un comentario

El Twitter del Globo