El monstruo (Consuelo Gómez, Óscar López y Pili Álvarez)

El monstruo (Consuelo Gómez, Óscar López y Pili Álvarez)

Categoría: La caja negra

Miguel, sé que llevas muchos días enfadado, pero cuando termines los deberes, te voy a contar un cuento.

¡Mamá, mamá, ya he terminado!, pues siéntate a mi lado que empiezo el cuento.

Existía un mundo, en el cual vivían niños como tú y más mayores, que iban al cole, al instituto, a la universidad, y papás y mamás que trabajan, para luego disfrutar de las cosas que ese mundo ofrecía, aunque no todas fueran tan necesarias, cosas que aprendieron un día que un monstruo sin cara apareció, y las personas empezaron a ponerse malitas cuando pasaban por su lado.

No se daban cuenta que les iban tocando continuamente, porque el monstruo se hacía invisible, y plás un enfermo, y plás, otro enfermo, porque el monstruo corría más deprisa que la gente. Un día, el jefe del mundo dijo a todos los niños pequeños, mayores, a los papás y mamás, a los abuelos, que se tenían que quedarse en su casa, para que el monstruo no les pudiera pillar. Y todos quedaron encerrados, algunos no podían… tenían que trabajar y cuidar a los enfermos, pero les tapábamos entre todos para que el monstruo no les pillara.

La gente se quedó en casa, no quería salir para que el monstruo no les viera.

Y pasaron los días y los días y todos empezaron a inventarse juegos y diversiones, porque la imaginación con tiempo, funciona mejor.

Y hacer cosas que hacía mucho tiempo que no hacían.

Un día el monstruo se cansó de no ver a nadie, se hizo pequeñito, muy pequeñito, y desapareció, y entonces el jefe del mundo salió al balcón y dijo:

¡ El monstruo se ha ido, podéis salir de casa, podéis ir al cole, al instituto, a la universidad, al trabajo, a los cines, a los bares y restaurantes, a la playa… no le dejaron terminar, todos salieron, pero no fueron a todos estos sitios corriendo, lo primero que hicieron fue ir a dar besos y abrazos, a todos los que no habían tenido cerca, porque habían aprendido, lo importante que son las cosas que tenemos a nuestro alrededor, pero sobre todo a las personas.


Deja un comentario

El Twitter del Globo